Se agrava enfrentamiento del Gobierno con el alcalde de Bogotá tras expedición del POT por decreto.

«Desde la localidad de Ciudad Bolivar, donde laboro desde hace 5 semanas, se expidió anoche el POT para llevar salud y educación a toda Bogotá», señaló el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, quien agregó: “La reforma excepcional del POT está en vigencia desde anoche”. (Lea también: Del POT decretado, líbrenos señor alcalde / Opinión)

Mientras se conoce el documento, el Gobierno Nacional ya anunció que demandará la polémica norma que da vida al Plan de Ordenamiento Territorial (POT) para la capital. Así lo aseguró el ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, quien ha manifestado públicamente su desacuerdo con el planteamiento del alcalde Petro. Entre sus argumentos están que, según Henao, no se sabe dónde se construirán las viviendas de interés prioritario, aumentan los costos y los trámites para construir y se genera inseguirdad jurídica para los constructores.

De igual manera, este martes el senador Juan Manuel Galán anunció que presentará ante la Comisión Primera la citación al alcalde Petro para que explique el contenido del decreto por el cual se expidió el POT.

Sobre la decisión del Ministerio, el alcalde dijo que da por rotas las relaciones con el Gobierno Nacional. «Amenazas del ministro Henao implican una ruptura entre el Gobierno Nacional y el distrital. Espero Presidente de la República reflexione».  Y agregó: «El ministro de Vivienda no se leyó el decreto del POT. Salió a reaccionar sin su lectura, de manera prejuiciada. Me pareció que tuvo una actitud acalorada».

Con todo, el alcalde Petro dijo en su cuenta de Twitter que solicitó “varias veces al Concejo de la ciudad que debatiera un tema tan importante para los ciudadanos como el de ordenamiento territorial”.

El mandatario agregó que la norma propuesta es una continuación del POT del 2000 con tres modificaciones. Una de ellas es que, según el alcalde, haya una adecuación del ordenamiento territorial a los riesgos del cambio climático.

Petro agregó “que se plantea una modificación de los usos dotacionales para llevar escuelas, salud y juzgados y fiscalías a todos los lugares de la ciudad”, y afirmó que se crea “un sistema de pagos de la construcción para generar el espacio público verde, infraestructura y usos dotacionales, en casos de  Vivienda de Interés Prioritario (VIP)”.

«Los mejores urbanistas del mundo reunidos en Bogotá conceptuaron favorablemente sobre la modificación excepcional del POT», dijo Petro en su cuenta de Twitter, y agregó que los entonces alcaldes Enrique Peñalosa y Antanas Mockus también expidieron esa misma norma por decreto.

¿Por qué se opone la Nación?

El ministro Henao tiene cinco razones para oponerse a la medida. La primera de ellas es que por fuera del centro ampliado (un área que ocupa el centro de la ciudad, parte de Puente Aranda, Chapinero, Teusaquillo, San Cristróbal, Antonio Nariño, enter otras localidades), el índice de edificabilidad es igual a cero (0), es decir que los dueños de tierras en fuera de ese perímetro no podrán construir.

En segundo lugar, el alto funcionario señaló que, al obligar a los constructores a dar un porcentaje de terreno para espacio público (andenes, vías, parques, etc.), lo convierte en un impuesto. «Esto constituye una carga de tipo tributario que solo puede aplicarse mediante una ley y en este caso no la hay», anotó.

La tercera razón del ministro de Vivienda para demandar el POT consiste en que no hay diseño urbano. «La gente va a pagar por una renovación, pero no se garantiza que esa renovación vaya a ser una realidad», agregó. Todo esto lleva a un cuarto punto: la construcción se paralizaría. Por último, el decreto perjudicaría «no solo a la vivienda, sino también al sector industrial», puntualizó.

REDACCIONES BOGOTÁ Y ELTIEMPO.COM

Fuente: El Tiempo.com